viernes, 24 de marzo de 2017

MÁS DE S/.90 MILLONES EN PERJUICIO DEL ESTADO POR PLANTA EN HUACHIPA "GRACIAS" A ALAN GARCÍA



Contraloría detectó irregularidades en contrato y remitió investigación, que involucran a funcionarios y exfuncionarios de Sedapal, a la Fiscalía Especializada en Delitos de Funcionarios.


La Contraloría General de la República detectó presuntas irregularidades en el contrato para la ejecución de las obras y en la etapa de operación y mantenimiento del proyecto “Lotes 1, 2 y 3 – Bocatoma, Planta de Tratamiento de Agua Potable de Huachipa y Ramal Norte”, que habrían ocasionado un perjuicio económico de 91 millones 858 mil soles en contra del Estado durante el segundo gobierno del expresidente Alan García.  

foto: planta de tratamiento huachipa

La auditoría identificó cinco incongruencias en dicha obra en la que el gobierno peruano invirtió unos 304 millones 600 mil dólares, según el convenio y que fue adjudicada al Consorcio Huachipa, integrado por la empresa brasileña Camargo Correa y la compañía francesa OTV en el año 2008. 



1. Suscripción del contrato 

 Sedapal, suscribió el contrato con el Consorcio Huachipa fuera del plazo establecido -que venció el 22 de julio de 200- y a pesar de que la empresa OTV no se encontraba inscrita en el Registro Nacional de Proveedores. Esto conllevaba a la anulación de la adjudicación y ejecución de la garantía de la propuesta por 3 millones de dólares. Sin embargo, no se realizó el pago a favor del Estado. 

2. Construcción de reservorio Túpac Amaru 

La entidad autorizó el reemplazo de la construcción de dos reservorios ubicados en el Parque Zonal Sinchi Roca, en el distrito de Comas y Cerro Tinaja, en la jurisdicción de San Martín de Porres por uno solo denominado Túpac Amaru ubicado en el Asentamiento Humano Año Nuevo en Comas. Esto porque el contratista argumentó dificultades para la construcción de los mismos. Pero, nunca se realizó un estudio de suelos, es decir, no existía sustento técnico ni legal que respaldara la necesidad del cambio, lo que generó un sobrecosto de la obra al Perú por 21 millones 643 mil 044 soles. 

3. Puesta en marcha de la Fase II y III 

En la auditoría se detectó también que Sedapal no controló adecuadamente la supervisión de la ejecución de las obras de los reboses y obras complementarias, necesarias para la realización de las pruebas de terminación, éstas aseguran que el sistema funcione y tampoco en la puesta en marcha de las Fases II (Ramal Norte) y III (Reservorio Túpac Amaru). Según la indagación esto benefició al contratista con el pago de 20 millones 417 mil 734 soles por la suspensión de las obras. 

4. Etapa de operación y mantenimiento de la Fase I 

Sedapal autorizó el inicio de la etapa de operación y mantenimiento de la Fase I del sistema materia del contrato a la empresa adjudicada, pese a que no era posible porque no estaban concluidas las líneas de "rebose y limpia" (descarga de aguas), "las obras complementarias del reservorio Canto Grande", ni otras condiciones técnicas. Este hecho causó que no produzca ni entregue agua potable por 37 meses aproximadamente, entre julio de 2011 a julio de 2014. Eso no es todo, Sedapal tuvo la obligación de reconocer el pago de 49 millones 797 mil 552 soles a la filial de la brasilera Camargo y Correa. 

5. Recepción de obras 

El comité de recepción de obras de Sedapal aprobó y aceptó 18 recepciones de obras parciales de febrero a julio de 2011 correspondientes a la Fase I de la planta de tratamiento, sin haber verificado que éstas operaran satisfactoriamente y de acuerdo al contrato. Dicha situación generó la apariencia de que la Fase I estaba en condiciones de entrar en operación, cuando en realidad no era factible; y producir agua potable a octubre de 2011 sin los estándares de calidad establecidos en el contrato. 

Caso Bocatoma 

En las conclusiones de la comisión auditora se precisa que si bien los daños detectados en la bocatoma en el 2015 fueron reparados preliminarmente. No se ha realizado la contratación del peritaje especializado para evaluar la calidad de las obras, determinar las causas que generaron los daños y si la ingeniería de diseño utilizada fue la adecuada. En tal sentido, se recomienda a Sedapal cumplir de manera urgente con dicha contratación para que se elabore el expediente de reparación definitivo y se inicie su ejecución.



foto: alan garcía en la inauguración de la planta "más potente" de sudamérica

Los resultados de la fiscalización en la que se encuentran involucrados funcionarios y ex funcionarios del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal), fueron remitidos a la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios Primer Despacho, informó la Contraloría.

Datos:

- Sedapal tenía previsto iniciar la operación de la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Huachipa el 12 de julio de 2011, con una producción de 5 m3/seg; sin embargo, en tanto no se han concluido las obras complementarias, se ha tomado conocimiento que la producción promedio en el año 2016 fue de 1.09 m3/seg.  

- El grupo investigador revisó y analizó los documentos del periodo octubre de 2007 a octubre de 2015.  


EL 80 POR CIENTO DE LA RADIACIÓN ULTRAVIOLETA SE ACUMULA ANTES DE LOS 20 AÑOS




Jueves, 23 marzo 2017
Medicina

La exposición a este tipo de radiación es la principal causa del cáncer de piel, patología que se divide principalmente en dos grandes segmentos: el cáncer de piel tipo melanoma -que se caracteriza por ser más agresivo y letal-, y el cáncer de piel tipo no melanoma, el más frecuente en la población. Sobre la prevención de esta enfermedad, sus causas, tratamientos y los signos que deben alertarnos a consultar a un especialista, habla en la siguiente entrevista el dermatólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH).

“El 80 por ciento de la radiación ultravioleta se acumula antes de los 20 años”, afirma el especialista en cirugía dermatológica de nuestro plantel, Dr. Andrés Figueroa, advirtiendo respecto a las consecuencias que hoy sufre la población, dada la falta de cultura respecto a fotoprotegerse que existía hasta hace pocos años.

“Hoy vemos cada vez más pacientes de 30, 40, 50 años que están consultando porque ya tienen un cáncer de piel”, explicó el Dr. Figueroa, quien señaló que esta patología se divide en dos grandes segmentos: Uno es el cáncer de piel tipo melanoma y otro que se llama cáncer de piel no melanoma. Hay otros más infrecuentes como el carcinoma de merkel o los linfomas, pero no son los que normalmente se percibe uno como cáncer de piel.

“El melanoma se asocia a la exposición de radiación ultravioleta de forma intensa e intermitente. Por ejemplo, esa gente que va a la playa, se quema y queda roja, y lo repite así varias veces en su vida, eso se relaciona con el cáncer de piel tipo melanoma. En cambio, la exposición crónica de los agricultores y la gente que trabaja mucho al sol, se relaciona con el cáncer de piel tipo no melanoma. Y en este grupo, existe el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular”, detalló.

-En términos de riesgo, ¿son similares ambos tipos?

El melanoma –que es un cáncer que se origina de las células que dan el pigmento de la piel, los melanocitos–, es mucho más agresivo, el compromiso de distancia (metástasis) es mucho más rápido, por lo tanto, es más letal. Afortunadamente es menos frecuente. El no melanoma es mucho más frecuente, de hecho el principal cáncer a nivel mundial en frecuencia es no melanoma, y en específico el basocelular, y ese no tiene la capacidad de desarrollar metástasis, o sea, compromiso a distancia.

-¿Cuáles son los signos que deben alertarnos a consultar a un dermatólogo en estos casos?

Hay una regla que nosotros utilizamos harto que se llama A,B,C, D y E. Esto es: Hay que fijarse A, en un lunar que es asimétrico; B, que los bordes sean difuminados; C, que tenga dos o más colores o un color negro muy intenso; D, que el diámetro sea mayor de seis milímetro; y E, de evolución, cualquier lunar que pique, que crezca, que sangre o llama la atención. Esto no significa que estos lunares sean malos, sino que hay que evaluarlos. Eso en el caso de los melanomas.

-¿Y cómo se presenta el cáncer de piel tipo no melanoma?

Generalmente se presenta como un tumorcito que empieza a crecer, que se ulcera o sangra y que no sana, o como una herida que en el tiempo no sana. Eso no tiene nada que ver con los lunares y se presenta en forma espontánea.

-Para actuar preventivamente frente al cáncer de piel, ¿qué protocolo debemos seguir en términos de control médico?

La idea es que sea una cosa complementaria: las personas que tienen antecedentes familiares de cáncer de piel, pacientes que tienen un carcinoma previo ellos mismos, pacientes que son de piel clara, pelirrojos, o que trabajan mucho al sol, o quienes tienen lunares atípicos, deben ser controlados regularmente. Aun así, es útil también que la gente se empiece a examinar sus lunares.

-¿Quiénes son los pacientes que corren más riesgo de poder desarrollar un cáncer de piel?

Las personas que se exponen más a la radiación ultravioleta, quienes tienen menos defensas contra la radiación también tienen más riesgos, por ejemplo, la gente de piel clara, pelirrojos, rubios de ojos azules, esas personas tienen muchas menos defensas contra el sol, por lo tanto son más expuestas a desarrollar este tipo de cáncer.

-¿Qué tipos de tratamiento existe para el cáncer de piel?

Generalmente depende de cuánto compromiso tenga. Si es un melanoma que llamamos in situ, que está recién partiendo, muchas veces la parte quirúrgica es lo óptimo. En cambio, cuando tienen compromiso a distancia, hay gángleos comprometidos o algún otro órgano que está con el tumor, lo que hacemos es un tratamiento mixto, que lleva cirugía, quimioterapia, radioterapia e incluso a veces inmunoterapia. Se hacen varias cosas para tratar de alargar la sobrevida de esos pacientes. Eso por la parte del melanoma. En cambio, en el carcinoma basocelular y espinocelular, principalmente lo que se usa es la cirugía y ahí cabe una mención especial para una cirugía que se llama, cirugía micrográfica de Mohs, que es una cirugía para el tipo de carcinoma no melanoma, que consiste en ir sacando el tumor por capas, y analizándola, una a una, para estar seguros que se removió completamente todo el tumor.

-¿Cuáles son las indicaciones de cuidado?

Hay que hacer una fotoprotección tanto activa como pasiva. La activa es aplicarse el protector solar, cada tres horas, en cantidad suficiente, 30 minutos antes de la exposición solar, eso es súper importante. Y la otra fotoprotección que también es muy importante es la pasiva, que es usar vestimenta adecuada, lentes para el sol, un sombrero, tratar de no exponerse al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, que son las horas de más radiación, y buscar siempre la sombra.

-Y en el caso de lactantes y niños, ¿cuál es la indicación?

La idea es que ninguna guagua sea expuesta a la radiación solar antes del año de edad. Después de eso está recomendado el uso de algunas pantallas solares que filtran el 100 por ciento de la radiación, por lo tanto, son adecuadas para su uso después del año de edad. (Fuente: UCHILE/DICYT)

jueves, 23 de marzo de 2017

LOS “DESASTRES NATURALES” EVIDENCIAN EL COLAPSO DEL “MODELO” ECONÓMICO Y SOCIAL QUE RIGE EL PERÚ





POLVO HUMANO Y NOCHE TRISTE

23-03-2017

Las cifras son espeluznantes. En la madrugada de hoy, miércoles 22 de marzo, el Comando de Emergencia Nacional dio conocer las últimas, referidas a los desastres que afectan severamente a los peruanos. Ellas, lucen simplemente conmovedoras: 

643,216 mil afectados; 101.104 damnificados; 263 personas heridas; 20 desaparecidos; 78 fallecidos; 11,519 viviendas, colapsaron; 12,440, ya inhabitables; 141,149 presentan severos daños. Se registraron 2,148 kilómetros de carreteras virtualmente destruidas. La carretera central bloqueada por deslizamientos de tierra y piedras; la Panamericana Norte, lo está también por la caída del puente Virú, en las inmediaciones de la ciudad de Trujillo. Ciudades del norte del país -Piura Chiclayo, Trujillo- en una verdadera situación de emergencia, golpeadas por sucesivos huaicos e incesantes lluvias. Huarmey, una localidad situada en la costa de Ancash, bajo las aguas que alcanzaron hasta un metro y medio de altura, cubriendo virtualmente toda la extensión urbana. 

Y los daños materiales afectan duramente a Tumbes, Huancayo, Huancavelica, Arequipa, Cusco, Ica, Pasco, Puno, San Martín, Cajamarca, Moquegua y Huánuco. Lima registra zonas simplemente “tomadas” por las aguas y poblaciones enteras aisladas y goleadas, en Huachipa, Carapongo, Cajamarquilla, Chaclacayo. Chosica, Santa Eulalia y otras. Bien puede decirse que no hay ciudad -grande, ni pequeña- que se haya librado, esta vez, de la catástrofe. Pero ella se ceba con los más pobres, los olvidados de siempre, los que habitan en las zonas marginales, en las riberas de los ríos, en los cauces secos, en las áridas quebradas, en las lóbregas montañas. 

La sociedad peruana ha respondido al reto de manera admirable: De modo general, se puede afirmar que ha brillado la disciplina el orden, la solidaridad y la organización ciudadana. Unos a otros se han dado la mano incluso sin conocerse demostrando con acciones que tenemos un pueblo capaz de elevadas expresiones de heroísmo. Los estamentos del Estado, han cumplido -y están cumpliendo- su deber. Más allá de las diferencias puntuales -algunas de las cuales son ciertamente insuperables- hay que reconocer sin mezquindad, que el Presidente de la República y los ministros trabajan con singular empeño, iniciativa y voluntad, por encarar y resolver los problemas que agobian al país; aunque no pueda decirse lo mismo de las autoridades ediles ni los gobiernos regionales, que registran fallas de diverso orden. 

Pero en medio de la crisis -sin embargo- la legítima impaciencia ciudadana, asoma con fuerza. En algunos lugares, han ocurrido expresiones de protesta por la lenidad, la desidia o la insensibilidad de funcionarios renuentes a cumplir con su deber. 

Los llamados “desastres naturales” han servido -claro está- para poner en evidencia el colapso del “modelo” económico y social que rige la vida peruana en las últimas décadas. Se ha hecho notable la falta de un Estado fuerte que sea capaz de gobernar; pero, sobre todo, de disponer de recursos que alivien la dramática situación de los pobladores. Y también la ausencia de una planificación centralizada que permita administrar lo que se tenga, y dirigirlo hacia los más necesitados. 

Por lo demás, ha asomado evidente el inmenso daño que la corrupción y el desgobierno, han inferido a los peruanos en las últimas décadas Las grandes empresas no pagan sus contribuciones al Estado: Telefónica, por ejemplo, adeuda alrededor de 2 mil millones de soles; Roque Benavides -el nuevo Presidente de la Confederación de Empresarios, la CONFIEP-; registra acreencias que bordean los 429 millones de soles. Y si los condenados por delitos de corrupción, pagaran sus cauciones y las reparaciones civiles que les fueran impuestas; otro gallo cantaría en nuestras olvidadas poblaciones. 

Sobre el tema, pocos hablan; pero si Alberto Fujimori y sus secuaces devolvieran al Perú lo que les robaron, y honraran las deudas que contrajeron por disposición judicial; se podría disponer de una suma aproximada a los 10 mil millones de dólares, para la atención a las regiones olvidadas y, luego, para la reconstrucción nacional. 

Hoy, sin embargo, ellos se solazan con la crisis, y Keiko Fujimori visita zonas deprimidas diciendo con inusitado desparpajo: “si fuéramos gobierno, les traeríamos más”. Y al compás del socavón, el alcalde metropolitano Luis Castañeda ofende a la prensa, descalifica a los arquitectos e insulta a Jefe del Estado, en un gesto que le ha deparado unánime condena; simplemente porque él mismo resulta incapaz de explicar por qué se derrumbó un puente que construyó hace 7 años con ingentes recursos del Estado. 

Es claro que hay quienes buscan -como se dice- “sacar provecho político de la crisis”. Por eso, callan ante las expresiones de ayuda material que proviene de países hermanos, como la Nicaragua Sandinista, la Venezuela Bolivariana, el Ecuador Ciudadano, la Bolivia de Evo; la Cuba eternamente amiga. E incluso denigran al gobierno de Caracas pretendiendo descalificar sus gestos solidarios, y hasta sabotear inútilmente su presencia. 

Arturo Ayala, joven dirigente comunista, anotó recientemente reflexiones sugerentes abordando dos aspectos de este tema: la débil respuesta de la Izquierda, y la campaña del Movimiento Misionero Mundial empeñada en asegurar que los desastres del Perú son “culpa del gobierno” por el tema de la supuesta “ideología de género”. Dijo así
El MMM y diversas iglesias han podido responder a esta crisis mejor que toda la izquierda en conjunto. Llevan cuadrillas de reconstrucción, ideologizan señalando que todo esto pasa por un "castigo divino" debido a la "ideología de género", incorporan a la población angustiada a su iglesia, dan alimentos, entre otros. En la misma dirección, va el fujimorismo con Keiko, Kenji y sus Congresistas recorriendo todo el país. Son una fuerza contundente y cohesionada. Eso es fascismo, conservadurismo, homofobia y oscurantismo. Nuestros esfuerzos, aunque valiosos, son insuficientes, menos sin una acción unitaria”. 

Tiene importancia el tema porque en medio de la desgracia de nuestro pueblo, está planteada una batalla ideológica que el país debe ganar. No es “designio divino” lo que sucede como “un sino fatal”, por cierto; pero el atraso y la ignorancia de alguna gente así puede asumirlo. Y de hecho, eso ocurre. Lo acredita la opinión de un concejal arequipeño que se alegra, asegurando que allí el desastre no fue total, gracias a la marcha “exitosa” que ellos hicieron con esa bandera.

Para enfrentar esa ofensiva, hay que desplegar tareas solidarias desde las fuerzas sociales existentes y organizadas. Para ello, la unidad es indispensable, aunque sea seo, una unidad de acción. 

El ejemplo del Sindicato de Trabajadores de Construcción Civil de Lima y Balnearios lo demuestra, y debiera ser imitado por la CGTP y las otras organizaciones sindicales, no sólo para afirmar una comprensión racional de fenómenos como estos; sino además para cimentar una idea es esencial: no es la miseria destruida lo que hay que “reconstruir”; sino el Perú de su historia y de su cultura, lo hay que afirmar “en esta hora fría, en que la tierra trasciende a polvo humano y es tan triste “, como lo aseguraba nuestro Cesar Vallejo

Gustavo Espinoza M. Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera